Novedades

« Volver
95

Reflexión de Mayo - Algo llamado Contentamiento

05 de Mayo


Contentamiento significa suficiente en sí mismo; plataforma en la cual debes sustentarte, es decir, poder equilibrar una situación. Un ejemplo practico, es estar haciendo equilibrio en un sube y baja. El equilibrio está sujeto al peso de los extremos, si los compensamos logramos mantenernos y no tocar el piso.
Este principio es un gran secreto en la vida cristiana; es entender la situación en la que uno está viviendo y ligarla a la Fe. La Fe cambia tu actitud, te oxigena el alma y alivia la situación en la que te encuentres, es la que compensa el peso para que no toques el piso.

Habacuc 3:17 dice: “Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales; con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación. Jehová el Señor es mi fortaleza, el cual hace mis pies como de ciervas, y en mis alturas me hace andar".

Estos versículos comienzan hablando de situaciones difíciles en las que uno puede encontrarse pero hay una contrapartida y dice: “yo me alegraré en Jehová y me gozaré”. Gozarse no es reírse o divertirse, está ligado a buscar en Dios esa tranquilidad o refugio que contrarrestara la dificultad.

¿Dónde encontramos ese refugio? “Caminando en las alturas”.

¿Cómo llegamos a ese lugar? “Con pies de ciervas”. Una cierva es un animal que puede escalar sin mayor problema cualquier montaña. Lo interesante es que El es quien nos proporciona esta capacidad.

¿Qué ocurre en ese lugar? Desde arriba, nuestras dificultades no nos intimidan, las tenemos bajo nuestros pies, arriba está Dios y el permite que miremos a través de sus ojos. A ese lugar solo puedes llegar personalmente; alguien puede contarte cómo lo hizo pero tus ojos tienen que ver a Dios y experimentarlo (De oídas te había oído; mas ahora mis ojos te ven. Job 42:5) no puedes subir con la experiencia de otro

¿Cuánto tiempo tardo en llegar? Filipenses 4:11-13. “No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”
Estos pasajes nos muestran que el contentamiento es un proceso de aprendizaje, el cual siempre cuesta, tendremos que cambiar hábitos, incorporar conocimientos, despojarse de lo que ya no sirve o de conceptos mal aprendidos.

Tenemos dos opciones: Aprender(estudiar para adquirir conocimiento) o que la experiencia nos Enseñe(generalmente más dolorosa ya que se enfoca en buenas o malas experiencias que nos forman). Cuanto más tardes o más vueltas des, más costara escalar. Procura ser aplicado y tendrás pronto la capacidad física para poder subir.

Déjate enseñar por tu mejor maestro, no dejes que falsos consejos arruinen tu capacidad de aprender. Filipenses 3 13-14: "Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús".

Una cosa tenemos que hacer, olvidar lo que queda atrás (malos aprendizajes) y extendernos al propósito que Dios marco en nuestras vidas. No permitas más que ese sube y baja toque piso, mira arriba, trabaja para llegar a lo alto y ver como él ve, en ese momento podrás experimentar que lo que hoy te aqueja es solo pasajero, sentirás algo inexplicable, una fe que nunca habías tenido, algo llamado contentamiento.

Ayelen y Diego Martin

Se el primero de tus amigos o seguidores en recomendar esta información

Novedades

Novedades generales de nuestra Iglesia

Reuniones caseras

Enterate de cómo particiar de las reuniones

Testimonios

Escuchá el mensaje de nuestras reuniones

Iglesia Peniel en Tandil